18.7.09

Entorno WEB 2.0 y Comunicación interna - entre prohibir y participar -


Al mismo tiempo que aparecen constantes propuestas para controlar el acceso a Internet por parte de los empleadores, surgen otras iniciativas que invitan a los empleados a participar de la comunicación interna de la empresa a través de las herramientas del llamado entorno 2.0.
Interconectados
En una reciente nota publicada en Infobae publiqué algunos comentarios que obtuve de compañías medianas o grandes y de origen tanto nacional como multinacional, que demuestran que una política que estimule la interconnectividad genera beneficios interesantes en cuanto a la participación en los temas de interés común además de permitir la detección de posibles áreas de dificultad o conflicto.
Además del ya conocido uso de la Intranet, los blogs personales o corporativos y grupos de afinidad en facebook u otras redes sociales permiten la interacción entre todos los niveles de la compañía.
Aprovechando las posibilidades
Siguiendo el primer axioma de la Teoría de la Comunicación: "es imposible no comunicarse", el uso que hagan las compañías de las nuevas herramientas de comunicación no será sólo práctico o funcional sino que terminarán definiendo su perfil e imagen como, "lugar para trabajar".
En un contexto en que las posibilidades de ofrecer un crecimiento económico se ven prácticamente paralizadas el apelar a la participación, generar vínculos a través del conocimiento mutuo e incentivar el sentido de pertenencia resulta un método eficaz para motivar a los miembros del equipo. El sentirse parte, tener la posibilidad de sugerir, informar, corregir o proponer genera honestidad y transparencia a la vez que un mayor compromiso.
Así planteado en vez de controlar, lo mejor parece ser generar posibilidades de interacción con un encuadre adecuado a las características de la plantilla y la empresa.

3 comentarios:

Senior Manager dijo...

Pues si, parece imposible no poder comunicarse...sobre todo con tantas herramientas a nuestra disposición... Auqnue siga siendo contradictorio el balance entre prohibición y exhortación a hacerlo
Me gustó mucho tu nota en Infobae...mañana hago una reseña al respecto.
Slds
SM

Josep Julián dijo...

En mi opinión el debate interno en las organizaciones entre permitir o limitar nuevas formas de comunicación todavía no está lo suficientente extendido porque para ello es necesario que se modifiquen ciertos paradigmas, lo cual no supone que las necesidades de comunicación de los empleados siempre encuentren un camino de expresión que, al no haber sido liderado o auspiciado por las empresas nunca podrá ser reclamado como propio. En esto sucede como en tantas otras cosas, lo que no defines tú lo definen otros.
Un saludo.

Gabriel Schwartz dijo...

Así es SM, inclusive la empresa que no haga nada al respecto estará dando un mensaje respecto a las nuevas herramientas de comunicación.

Gracias Josep, muy buen punto. Se hace necesario un marco para regular la interacción, sino el marco se crea de hecho y resta autoridad a quien, por omisión o el motivo que sea, no tomó cartas en el asunto.