3.7.08

Contacto real

El mail se convirtió en una poderosa herramienta de comunicación, no hay duda. En los dos últimos años tuve varios clientes, para los que trabajé evaluando su personal o haciendo una selección y a los que nunca "conocí" cara a cara.

Sin embargo cada vez que voy a ver a algunos de estos "desconocidos" vuelvo con un sentimiento de satisfacción.

El viernes pasado, por ejemplo, pude concocer dónde trabajan los postulantes que veo en mi oficina, escuchar qué les había gustado de mis informes y enterarme que algunas "debilidades" que marqué en relación a una posición, son, para mi cliente "fortalezas".

Además de intercambiar opiniones e ideas con profesionales de primer nivel, supe que alguien más leía mi blog aunque no ponía comentarios y me llevé una recomendación para una empresa a la que seguía desde hace dos años.

Y si, en vez de correr detrás de nuevas cuentas, profundizamos la relación con nuestros clientes ?

5 comentarios:

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Gabriel,

Esto que comentas es algo muy importante. Con las nuevas tecnologías se ha perdido el contacto directo con nuestros clientes y esto es negativo. Hay cosas que son necesarias tratarlas en persona para tener una comunicación completa.

Debemos interactuar sin interferencias y conocer más detalles de nuestros clientes que harán que los lazos de unión sean más fuertes.

www.psicologiaparaempresas.blogspot.com dijo...

Gracias Juan, por tu comentario.
Es cierto que conocer más detalles de nuestros clientes generará lazos más fuertes. Sin embargo es tentador y atractivo desarrollar más vínculos - y, quizás, menos profundos - con un gran número de personas o clientes.
Creo que el tipo de relación que se tiende a establer implica "pocas variables en común pero mucha afinidad acerca de las mismas".
Tienes clientes que han contratado varias veces tus servicios y que ni siquiera conoces ?
De cualquier manera, es notable como la relación cara a cara agrega valor y confianza.
Interesante tema para el blogbook.

joaquin dijo...

Esto explica un poco porque las redes sociales explotaron como explotaron. Permite en estos casos donde uno no se encuentra cara cara, sacar el mayor provecho de cada uno de nuestros contactos.
Nos cruzamos en el blog de leo piccioli, varias veces vi tu nombre pero nunca segui el link, me parece buenisimo tu blog por dos motivos personales.
El primero es que yo estudie psicologia y lo que mas me interesaba es la inserción en la empresa.
El segundo es que en estos momentos estoy buscando trabajo y me van a servir mucho tus posts para no cometer un error tonto.
Saludos y un gusto

Gabriel Schwartz dijo...

Gracias Joaquín, por tu comentario y me legro que sirvan los míos. Tb. te ví en el blog de Leo, lo de "psicología" me lo imaginaba, desde ya...

joaquin dijo...

Je.
Igual en este preciso instante estoy abandonando la carrera para irme a estudiar comercialización, que es mas enfocado a lo que realmente me gusta.
Te agregue en Facebook ;)