10.1.09

Empieza a dibujarse la realidad de la crisis ?

Poco a poco, como si estuviésemos usando los reveladores que permitían que se hagan nítidas las imágenes de un fotografía (pre "era fotografía-digital", desde ya), van tomado forma los nuevos escenarios en materia laboral.

Hay trabajo ?

Si bien los diarios reflejan, en números, indicadores de una baja en el consumo interno y la demanda externa, proyectos que se postergan y restricciones en materia de crédito, el mercado laboral sigue en movimiento. Quizás sea, aún, la inercia de procesos de búsquedas iniciadas hace un tiempo y que se van concretando. Lo cierto es que recibo pedidos de evaluaciones psicotécnicas para nuevos ingresos, casi como en "tiempos normales".

Quiénes incorporan personal ?

Las empresas que están incorporando personal son, en general, Pymes que están en proceso de crecimiento y profesionalización. Probablemente paises emergentes como el nuestro (que hace poco han pasado por una fenomenal crisis a raíz de un endeudamiento gigantesco y sin garantía) puedan resultar más flexibles a la hora de reacomodarse y encontrar compradores para sus productos. Si bien el mundo consume menos, lo sigue haciendo. Y parece ser que los argentinos no se sienten tan desconfiados a la hora de seguir adelante con sus proyectos.

Qué tipo de personal se está incorporando ?

Respecto al tipo de personal que ingresa, me llama la atención la revalorización de ejecutivos de entre 45 y 55 años. Hace no tanto tiempo, con procesos productivos que funcionaban "a escala", la franja etaria que iba entre los 40 y 60 años prácticamente se sentía excluida en cuanto a posibilidades de inserción en trabajos de buena calidad. Probablemente un contexto de permanente negociación, inestabilidad y riesgo generan la necesidad de contar con profesionales que muestren calma y sentido común frente a escenarios complejos como el actual.

Es una oportunidad ?
Creo que sí, para quienes sostengan una estructura pequeña en relación a su producción y sana en cuanta a endeudamiento. Todos aquellos que demuestren verdadera solidez en lo que hacen, podrían beneficiarse.

Les dejo mi baño de optimismo...

3 comentarios:

TALENTIC dijo...

Hay dos clases de optimistas, los que creen que haciendo sonar el claxon van a conseguir que se deshaga el atasco de coches del centro de la ciudad; y aquellos que
cuando todo va mal piensa que lo único que cabe es que vayan las cosas a mejor, de tal forma que tengan la predisposición de ver oportunidades allí donde otros siempre ven derrotas y sufrimiento.

Creo que es una obligación no sólo ser optimistas (como los del segundo ejemplo), sino hacer publicidad del optimismo, para que se vaya este clima de fracaso social, político y económico en el que nos encontramos inmersos.

Un saludo

Senior Manager dijo...

Evidentemente la cosa se mueve en el cono sur... Nunca deja de soprenderme la capacidad de reacción de latinoámerica frente a las miles de crisis que han afrontado sus pueblos, creo que eso los ha hecho más fuertes y optimistas en muchos sentidos. Europa ha vivido demasiado bien desde hace dos décadas y ahora está pagando la falta de práctica...
SM

Gabriel Schwartz dijo...

Gracias por tu comentario Talentic, me alegro que adhieras a la corriente optimista/no idealista !

SM: o estamos más acostumbrados (te confieso que, cuando escucho que los norteamericanos estás asustados porque las ventas interanuales de fin de año cayeron un 2,2 %, me sonrío tiernamente) o somos más flexibles, o más jóvenes !
Gracias por el comentario.