21.8.09

Exposición y reputación digital

En estas últimas dos semanas tres postulantes, de diferentes empresas, habían "googleado" mi nombre antes de encontrarse conmigo para una entrevista psicotécnica.
Uno de ellos, el más joven, se notaba que quería congraciarse ya que, en la entrevistra, comentó sobre algunos de los posts, alabándolos. Los otros dos mencionaron que habían visitado el blog y, uno de ellos, destacó que la empresa no debería dar el nombre del profesional que haría la evaluación ya que el postulante podría prepararse y las pruebas, perder objetividad.

1ra observación: los exámenes psicotécnicos son confiables ? 
Al parecer, la idea de obtener recursos para lograr un "psicotécnico bueno", es tentadora. Son muchos los postulantes que comentan que "van a ser sinceros porque ya saben lo que se espera que contesten o dibujen, pero ellos prefieren mostrarse tal cual son". Una importante cantidad de sitios y blogs dan las fórmulas para "pasar" estas pruebas "con éxito". Además de estos tips parece agregarse, ahora, la posibilidad de conocer al evaluador y saber qué piensa, sobre qué le gusta escribir y qué no le agrada. Es así como, la idea de tener todas las variables bajo control y asegurarse la aceptación al puesto, se transforma en una prioridad. 
Cualquier comentario resulta valioso para conocer al candidato y generar un mosaico que permite "leer" la identidad laboral. Los evaluadores estamos atentos a todos los indicadores para conocer más y establecer un perfil laboral. Serán quienes estén a cargo de la selección quienes tengan la decisión final. En este sentido, muchas veces, me sorprendí notando que algunas apreciaciones mías, que consideraba negativas para la posición, resultaban positivas.
Los informes generan una instantánea profunda sobre las competencias, características personales y motivaciones. Un instantánea que tiene sentido y que aporta información al proceso de selección trasnformándose en una parte importante del  mismo.
Creo que, si el puesto "no es" para el candidato, mejor que se sepa antes y que no se pierda más tiempo. La instancia debería ser útil para ambas partes, por eso insisto en que se debe dar una devolución al entrevistado.
2da observación: nuestra reputación digital
Así como la trayectoria de los candidatos, sus comentarios, las sensaciones que generan en las entrevistas, el material y los resultados que aportan las pruebas que les administramos nos dan una idea de su perfil laboral, también nuestros comentarios, actitudes, posts y lugar de trabajo conforman una identidad profesional. El simple hecho de tener un blog se transforma ya, en un indicador de un estilo y, como pasa con cualquier otro profesional, aplicará a determinado tipo de empresa o cliente.
Quizás fueron muchos los postulantes que ingresaron a mi blog o al site y no lo habían mencionado...
Lo que sí es seguro es estamos más expuestos, recordándonos que debemos ser cuidadosos y profesionales.
La información compartida genera productividad, intercambio, riqueza.
También compromiso y especialización.

4 comentarios:

Senior Manager dijo...

Interesante postura y contundente conclusión.
Todo lo quie hacemos y decismo habla mucho de nosotros, pero se va como la voz. En cambio, lo que escribimos se queda y pasa a conformar una continuación de lo que somos, decimos y actuamos... Realidad 2.0 en estado puro.
Saludos
SM

Gabriel Schwartz dijo...

Así es SM, nuestras intervenciones nos exponen y la red hace que tenga un factor multiplicador. Este es el contexto en el que vivimos. Realmente interesante y con muchas posibilidades de enriquecernos.

florencia dijo...

Gabriel!
Qué buen post!!!!! Creo que cada vez la exposición que tenemos quienes trabajamos con gente y para la gente es mayor.
Admito que soy de esas que googlea los nombres de personas/empresas/profesionales con los cuales va a interactuar, creo que suma y genera mayor intercambio de información, siempre y cuando seamos cuidadosos y profesionales como vos decis.
Uno de esos días te llamo.

Gabriel Schwartz dijo...

Así es Florencia, debemos ser cuidadosos con nosotros mismos y respecto de lo que decimos de los demás. La web implica interconexión y exposición. No podemos hablar con todos "de todo".
pareciera que se hubiese creado la ilusión de una gran comunidad virtual en la que es posible compartir pensamientos y sentimientos sin filtro: seguimos siendo personas relacionándonos. La WEB nos permite hacer con más personas y más rápidamente.