21.2.09

El termómetro - semana del 16 al 20 de febrero -

Ya la semana anterior, los síntomas de la coyuntura económica, comenzaron a hacerse sentir.

La tendencia sigue:
Tuve menos pedidos de evaluaciones psicotécnicas de ingreso, sin embargo algunos rubros siguen con su movimiento habitual como si la onda expansiva de la crisis no los hubiese alcanzado, todavía . Tal es el caso de laboratorios de análisis clínicos y servicios técnicos altamente especializados.

Se ha incrementado la presentación espontánea de profesionales que perciben la posibilidad de una reducción de personal o, en el mejor de los casos, de un congelamiento de sus posibilidades de crecimiento.

Rubros que contaban con pleno empleo comienzan a verse afectados: hace tiempo que los profesionales del área de sistemas eran los que imponían las reglas al momento de la contratación. Tengo noticias que, actualmente, se han empezado a negociar condiciones y beneficios. Los selectores se sienten más aliviados ya que pueden encarar procesos más completos sin temor a perder candidatos valiosos.
Por otra parte las empresas diseñan planes de formación y entrenamiento de largo plazo.

Contrario a lo esperable no se ven reducidos los índices de ausentismo o accidentes. Los responsables de área no parecen percibir un mayor cuidado de la fuente de trabajo.

A las dificultades coyunturales se agregan, como siempre ocurre, los males domésticos: a) a raíz de la inflación registradas durante el año 2008 los gremios negocian aumentos con empresas que, en este momento, están pensando en reducir la plantilla más que en aumentar sueldos y b) las eternas rencillas políticas vuelven a aflorar y , en vez de generar sinergia a través de un plan de acción conjunta, provocan peleas por el apoyo de las clases media y media/baja. Esta vez se trata de "el campo" (con una tradición conservadora y federalista) vs. "el gobierno" (de un tinte populista, que busca tener el control de todos los recursos bajo la sospecha que los divide entre sus seguidores y amigos). Así que, en el medio del descenso de las ventas y los precios asistimo un nuevo paro rural. Ya tenemos corte de rutas y debemos prepararnos para futuras manifestaciones para deleite de los turistas que - aún - vienen alentados por un dolar barato, deseosos de sacar fotografías a las movilizaciones/cacerolazos/tractorazos y otros "orgullos" que ostentamos.

Después de esta catarsis, los dejo hasta mi próximo post de el termómetro.

4 comentarios:

Yoriento dijo...

Gabriel, aquí hablamos de crisis, y es importante, no cabe duda, pero allí parece que permanentemente estáis en crisis, qué bárbaro. :-(

Anónimo dijo...

No entiendo, tu post pinta todo como un desastre excepto para el sector turismo? Y al mismo tiempo vos tenés trabajo?
Me parece que estás un poco pesimista...

Gabriel Schwartz dijo...

Hola Yoriento: todavía hay temas que no superamos y se hacen más evidentes en tiempos de "vacas flacas" --> para seguir con lo del campo ; )

Es cierto anónimo: no se si pesimista pero sí, enojado. Ah. el turismo también está bajando por efecto de la crisis.
Pero hay rubros (los nombro en el post) que siguen saludables. Y habrá nuevos ! Gracias por el comentario.

Senior Manager dijo...

Hola Gabriel, me llama la atención que aún siga el enfrentamiento entre el campo y la familia presidencial; lo más curioso es que un gobierno de tendencia socialista tenga problemas con los camposinos, todo un tema de estudio.
Muy educativo tu seguimiento semanal.
Saludos