20.1.09

Tiempos turbulentos y movilidad laboral

Quienes nos dedicamos a la búsqueda y selección de personal observamos día a día los cambios que se producen en el mercado de trabajo.
Si bien cada uno de nuestras oficinas abarca un universo reducido en cuanto a perfiles y rubros, cuando las situaciones empiezan a repetirse los indicios comienzan a transformarse en reflejos de la realidad.
Veamos.

En cuanto a los postulantes, en las entrevistas se trasluce lo siguiente:

1.- Están atentos a nuevas oportunidades por temor a reestructuraciones en su lugar de trabajo.
2.- Es evidente una búsqueda de un mejor posicionamiento (lograr un cargo más, mayor remuneración, carga horaria más conveniente, tareas afines a la formación) a pesar de la crisis.
3.- Los proyectos que motivan a los postulantes están, muchas veces, marcados por el corto plazo y la satisfacción de necesidades inmediatas sacrificando posibles beneficios de largo plazo.
4.- Quienes están desempleados aceptan posiciones con remuneraciones menores a las que consideran adecuadas a su seniority. Piensan en ajustarse hasta que que soplen nuevos vientos.

Las empresas, por su parte:

1.- Están dispuestas a contratar recursos que provengan de rubros y tareas diferentes a las que están aplicando (aceptan, por ejemplo, personas con un sólida - y larga - experiencia técnica y que muestren predisposición para tareas comerciales para incorporarlos como vendedores)
2.- Pueden estar tentados de incorporar candidatos que no muestren una motivación de largo plazo sino una necesidad inmediata con el peligro que se traduzca en inestabilidad.
3.- Especulan con el nivel de remuneración ofrecida en un mercado que muestra disponibilidad luego de varios años en los que resultaba dificil conseguir algunos perfiles.
4.- Están dedicados a identificar a aquellos colaboradores difíciles de reemplazar e implementa formas personales de retención.


En estas etapas de cambio observaremos una mayor movilidad (será bueno para los consultores !!) y, probablemente, innovaciones.

4 comentarios:

Senior Manager dijo...

Pues es precisamente lo mismo que está sucediendo en España, así que algo me dice que los factores son comunes aunque las variables sean diferentes... Es que lo leo y bien podría haberlo leído en una consultora de Madrid o Barcelona. Estas similitudes a veces me asustan, pues me demuestran que la cultura es una cosa y las personas son otras.
SM

Joaquin dijo...

Gabriel como estas? hacia tiempo que no pasaba por aca.
Creo que como casi cualquier crisis estamos en un vale todo y en esta prueba de alternativas, saldran varias cosas que predominaran en el futuro. Lo que si me llamo la atención es que antes quizas los sueldos eran medios fijos por puesto y ahora se negocia mucho mas.
Saludos

Gabriel Schwartz dijo...

Gracias SM, por tu comentario.
Es cierto, las personas nos parecemos más allá de nuestra cultura.

Joaquín, me alegro de recibirte de vuelta. Creo que en poco tiempo se producirá, nuevamente, el fenómeno de no saber cúanto vale cada posición: existirán grandes diferencias para unamisma categoría dependiendo de la empresa, el rubro, la antigüedad.

Anónimo dijo...

Buenas tardes,


Soy Noelia Fernández y trabajo en una Agencia de comunicación y eventos, muchos de ellos enfocados a incentivar los hábitos saludables en el mundo empresarial, a través del deporte. Por ello, estoy interesada en recibir más información acerca de su portal (estadísticas, usuarios, nº de visitas), así como valorar la inserción de un banner o la posibilidad de incluir algún post en su blog



Muchas gracias por todo,



Un saludo,

Noelia Fernández (nfernandez@desafia.es)